Juanjo Fraile
Juanjo Fraile

No agarres nada... basta con acariciarlo suavemente, con mirarlo y disfrutarlo. No agarres fuerte nada, porque nada es tuyo. Todo está ahí para ti, pero nada es tuyo. No quieras poseer, no ejerzas fuerza o violencia para que no se escape. No te engañes con disculpas creíbles que nacen en pensamientos para justificarte si agarras, atas o aprietas lo que quieres. No lo hagas. Nunca. Date cuenta cuán maravilloso es “estar con” y no “sufrir por tener a”. Date cuenta. No necesitas tener. Necesitas ser, estar, disfrutar, sentir, mirar, acariciar, abrazar... y soltar. Porque lo que sueltas, si realmente es buenos para ti, si realmente te pertenece, nunca se va a querer ir. Nunca. Incluso cuando más lo necesites, cuando sientas que si ello tú vida carece de sentido... en esas ocasiones más aún, suelta. Y aprecia realmente cada instante que convives, cada mirada, cada caricia, cada abrazo. Y disfruta esos momentos como si fueran los últimos (porque nunca se sabe realmente cuando serán los últimos y no se puede retroceder en el tiempo). Y ríe por emoción de felicidad y gratitud que sientes al compartir desde la libertad, sin agarrar, sin poseer, sin miedo. Y deja esa actividad mental, imaginaria, que quiere controlar. Que busca la lógica de las cosas, que únicamente se mueve por orgullo, por ego, por prejuicios.. porque ni el ego ni las ideas son tus aliados cuando se apoderan de ti. Y conecta con tu esencia, con tu “Yo Superior”, que está dentro de ti. Y escúchalo sosegadamente, sin pretender limitarle. Solo escúchale lo que tiene que decirte. Y confía en sus mensajes, porque tiene previsto lo mejor para ti, para tu vida. Y activa la emoción de la gratitud. Agradece intensamente por crecer, mejorar y despertar. Hoy, ahora mismo, todo comienza de nuevo. Cuando leas esto tienes la infinita y maravillosa oportunidad de darte cuenta de que mereces reaprender a ser feliz... contigo primero, para poder dar tu felicidad a los demás. Y depende de ti. Solo de ti. #elhogardelagratitud #lamagiadelagratitud #soltar #vivir #agradecer #amar #acariciar #disfrutar #reir #soñar
0

Juanjo Fraile
Juanjo Fraile

Cuantas veces nos engañamos, nos traicionamos, nos perdemos el respeto y la dignidad a nosotros mismos... y lo hacemos por lograr un atajo de la satisfacción rápida, la que creemos que no podemos evitar. Y nos dejamos llevar por la mentira. Y traicionamos nuestra verdadera esencia. Y nos engañamos engañando a los demás y pensando que si es un secreto nada pasa. Que pena da mirar hacia atrás y ver esa deslealtad a uno mismo... y que doloroso es ver el daño que egoístamente nos hemos provocado a nosotros y quienes amamos. Pero el tiempo avanza implacable. Y no se puede volver atrás. No se puede reparar el daño causado echando tierra u olvidando. Al contrario. El cambio, nuestro cambio a mejor para por darse cuenta de donde está el origen de esas acciones que hiciste. No es justificarlas o ocultarlas la solución. No es lo que mereces. Porque Simó si te detienes a aprender donde estuvo el origen, si eres capaz de aprender y perdonarte con una emoción sincera, solo entonces, te encaminas a tu esencia. Mereces la pena. No te has duda. Pero no basta con saberlo. Hay que sentirlo y ser consecuente. Hay que luchar cada día por ser digno de ti mismo. Por dejar atrás egoísmos absurdos, vicios que te matan, justificaciones que te auto engañan. Mereces la pena, de verdad. Cuando conectas contigo, cuando eliminas “tus capas de cebolla” acumuladas por tu ego y soberbia. Mereces la pena siempre cuando realmente eres tú, ese niño o niña que dejaste en el camino. Que solo quería ser feliz con las cosas pequeñas, queriendo y siendo querido. Ese niño que se ilusionaba compartiendo y no estando solo. Que jugaba por el mero hecho de jugar. Ha pasado el tiempo... probablemente te has despistado de lo importante. Pero si te das cuenta, si pones de tu parte sin disculpas ni mentiras, aún estás con la oportunidad de renacer, de vivir y disfrutar de tu vida. Estas a tiempo de amar y ser amado, pese a todo. Activa tu niño interior. Comparte con él tus miedos. Escúchalo. Abrázalo. Pero sobre todo no le vuelvas a fallar, no vuelvas a ocultarle o serle desleal. No lo merece... ni tú tampoco. #elhogardelagratitud #lamagiadelagratitud #perdon #crecer #amar #respeto #verdad #luchar #vivir
0

Juanjo Fraile
Juanjo Fraile

La vida nos ha regalado dos orejas y una boca... y con el transcurso de los años se nos ha olvidado, nos pasa desapercibido. Tenemos la oportunidad de oír el doble de lo que decimos... es una realidad que pocas veces practicamos. Hablamos, hablamos y no paramos de hablar... creemos que así las cosas cambiarán. Pensamos que si hablamos convencemos, condicionamos, manipulamos... que pena! La realidad es otra bien diferente: solo escuchando atentamente, a todo y a todos, podemos aprender y evolucionar. Y fundamentalmente escuchándonos a nosotros mismos, en silencio, sin prejuicios o limitaciones. Probablemente tengas una conversación pendiente con tu yo interior. Con el que puede enseñarte. Con el que no se miente ni se deja manipular por el ego. Esa conversación es Preciosa... no te la deberías perder. Buscamos respuestas fuera y tenemos que descubrir que se encuentran dentro. Queremos la pastilla que nos arregle los desajustes emocionales y olvidamos conversar con nosotros mismos, en silencio. Y Justo ahí tienes todas tus respuestas. Las que necesitas. Están y siempre han estado en ti, dentro de ti. Hazte un favor inmenso... agradece tu sabiduría infinita, conecta con ella, habla con ella y, sobre todo, escúchate. Hazlo sinceramente. Conviértelo en un hábito. Y cuando salgas, cuando te relaciones con otros, escucha. Escucha mucho y de verdad. Con tus dos orejas. Y solo cuando lo que vayas a decir tenga valor, Ida tu boca. Es duro, es diferente, tendrás mil disculpas para cambiar tus hábitos viejos... pero, créeme, por experiencia vivida te digo que merece la pena emprender este camino. Gracias, gracias, gracias #elhogardelagratitud #lamagiadelagratitud #escuchar #aprender #crecer #evolucionar
0

Juanjo Fraile
Juanjo Fraile

“El miedo es una emoción que tenemos todas las personas provocado por circunstancias externas o pensamientos”. Pero has de darte cuenta que hay dos tipos de miedos: - uno bueno y necesario: aquel que es un mecanismo de defensa y supervivencia ante amenazas y peligros reales. En esas situaciones tu organismo segrega adrenalina y te hace reaccionar de manera increíble para salvar tu vida. Piensa, por ejemplo, cuando alguien te ataca, cuando estás en peligro real. Ahí el miedo es tu aliado y lucha contigo y por ti. - el otro miedo (que lamentablemente abunda hoy en día), es negativo. Básicamente es cuando la propia emoción del miedo se apodera de ti y te bloquea. Tu organismo entonces segrega cortisol. Te paralizas, sufres y no reaccionas. La mayoría de las veces este tipo de miedo lo activas por ideas o pensamientos que no han sucedido (y probablemente nunca sucedan). Aún peor es que no sabes salir de esas ideas y les das mil vueltas bloqueándote más cada vez, sufriendo más cada vez. ¿Como se sale de esos miedos? Puede parecer difícil pero no lo es tanto. Te propongo que procures darte cuenta de esa emoción cuando aparece, que la observes y te preguntes: y si sucede, qué? Ante esa pregunta recibirás una primera respuesta. Esa es la enseñanza que te hará ver lo que necesitas. Y a partir de ahí ya no es necesario seguir rumiando y sufriendo. A activa la emoción de la gratitud intensamente a ese miedo por lo que te ha enseñado. Déjalo ir. Y céntrate en actuar conforme a la enseñanza de un modo activo y positivo. Es innecesario seguir sufriendo cuando conoces el origen y puedes actuar para mejorarlo. La mayoría de las veces estos miedos malos son similares a las pesadillas que tienes en la noche al dormir. En esos casos te despiertas, ves que no es real y lo dejas ir. En todo caso, nunca dejes que el miedo se apodere de ti, que te limite o haga sufrir. Porque esa nunca es su verdadera misión. El miedo es tu aliado y has de aprender a gestionarlo para que actúe en tu favor. Conecta con la emoción de agradecimiento a lo bueno que te aporta cada miedo. Este es el camino más eficaz para tenerle de aliado. #elhogardelagratitud #lamagiadelagratitud #miedo #superarmiedos
0

e.arribas
e.arribas

En un mal momento de mi vida me sorprendí maldiciendo y renegando por aquellas circunstancias que me atormentaban. Y entonces descubrí la magia del agradecimiento. Y comprendí la importancia de agradecer todo, incluido lo “malo” que llega a nosotros. Porque entendí que si la Vida tiene un plan para mi, aquello sin duda formaba parte de aquel plan y que afrontarlo y tratar de superarlo era lo que yo necesitaba para seguir avanzando como ser humano. Así que agradecí por ello. Y entonces ocurrió la magia. Aquello que me hacía sufrir, al agradecer por ello, reveló su lado positivo y bueno. Y yo, simplemente, me orienté de manera positiva, constructiva y activa hacia ello. Esa es la magia de la gratitud. Así que, gracias Juanjo Fraile por haberte decidido a poner negro sobre blanco esta inmensa sabiduría. GRACIAS GRACIAS GRACIAS
En un mal momento de mi vida me sorprendí maldiciendo y renegando por aquellas circunstancias que me atormentaban. Y entonces descubrí la magia del agradecimiento. Y comprendí la importancia de agradecer todo, incluido lo “malo” que llega a nosotros. Porque entendí que si la Vida tiene un plan para mi, aquello sin duda formaba parte de aquel plan y que afrontarlo y tratar de superarlo era lo que yo necesitaba para seguir avanzando como ser humano. Así que agradecí por ello. Y entonces ocurrió la magia. Aquello que me hacía sufrir, al agradecer por ello,  reveló su lado positivo y bueno. Y yo, simplemente, me orienté de manera positiva, constructiva y activa hacia ello. Esa es la magia de la gratitud. Así que, gracias Juanjo Fraile por haberte decidido a poner negro sobre blanco esta inmensa sabiduría. GRACIAS GRACIAS GRACIAS
2